Santa María Magdalena (Zeinka-Zearregi (Ziortza-Bolibar))

Desde el barrio de Zeinka, Santa María Magdalena observa a Santa Eufemia en Murelaga (Aulesti)

Cronología: s. XV (hacia 1500)
Estilo: Gótico
Municipio: Ziortza-Bolibar
Barrio: Zeinka-Zearregi
Coordenadas: 43.257526,-2.55605

 

Todas las ermitas
ADVOCACIÓN

El culto a Santa María Magdalena es muy antiguo, ya que la iglesia siempre veneró de modo especial a los personajes más cercanos a Jesús. Bajo la advocación de Santa María Magdalena se confunden popularmente tres personajes que aparecen nombrados en el Evangelio: una es María, la hermana de Lázaro y Marta de Betania, a quien Jesús alabó por elegir escuchar su palabra frente a la actitud de su hermana Marta que se dedicaba a atender las labores del hogar; otra es una pecadora que lavó y enjugó con sus cabellos los pies de Jesús de Nazaret pocos días antes de su muerte; y María, oriunda de la aldea de Magdala, quien sería propiamente Santa María Magdalena, patrona de esta ermita.

María Magdalena aparece en el Evangelio como cabeza de las mujeres que acompañan a Jesús en su predicación. Dos evangelistas cuentan que Jesús había expulsado de ella siete demonios, que fueron interpretados posteriormente como pecados sexuales, dando lugar a la identificación de la Magdalena con una prostituta, idea que ha sido abandonada por la iglesia católica desde el Concilio Vaticano II. También recoge el Evangelio que la Magdalena estuvo en el monte Calvario al pie de la cruz junto a la Virgen María durante la Pasión, y que es la primera persona a la que se le apareció Jesús después de la Resurrección.

TRADICIONES Y RITOS

Antiguamente, el día de Santa María Magdalena, 22 de julio, se rezaba el rosario por las almas de los vecinos del barrio fallecido en ese año. También se acudía a esta ermita en rogativa, en euskera letañak, el martes anterior a la Ascensión, que se celebra cuarenta días después del Domingo de Pascua. Entonces se bendecía agua, que, luego, se repartía a los asistentes para esparcir por los campos y huertos.

Hoy en día se hace misa y romería el día de la santa, y el domingo se celebra una fiesta popular.

EDIFICIO

Esta ermita, que se quemó en los años 80 del siglo XX y fue reconstruida en la década de 1990, está situada en un entorno rural desde el que se distingue la ermita de Santa Eufemia en Murelaga (Aulesti), en lo alto del monte Urregarai. En su parte trasera hay una bolera descubierta, donde todavía se juega, como parte de las celebraciones de la romería, la modalidad denominada hiru txirlo o de tres bolos.

El origen del edificio se remonta a principios del siglo XVI. Construido en mampostería, presenta planta rectangular, cubierta a doble vertiente y dos accesos. El principal, en arco de medio punto, se cubre con un pórtico reciente de madera que se apoya en postes, o pies derechos, de grandes proporciones. El segundo, lateralizado, es de arco apuntado. Su interior está presidido por la imagen de Santa María Magdalena.

Desde esta ermita se distingue la de Santa Eufemia, en Murelaga (Aulesti), en lo alto del monte Urregarai.
Santa María Magdalena
Desde esta ermita se distingue la de Santa Eufemia, en Murelaga (Aulesti), en lo alto del monte Urregarai.
El 22 de julio todavía se juega al hiru txirlo en esta bolera.
Santa María Magdalena
El 22 de julio todavía se juega al hiru txirlo en esta bolera.
Acceso principal, en arco de medio punto.
Santa María Magdalena
Acceso principal, en arco de medio punto.
El acceso lateral es de arco apuntado.
Santa María Magdalena
El acceso lateral es de arco apuntado.
Interior, presidido por la imagen de Santa María Magdalena.
Santa María Magdalena
Interior, presidido por la imagen de Santa María Magdalena.
AJUAR

Perdido su retablo barroco en el incendio de los años 80, hoy sólo conserva algunas imágenes. En la cabecera, sobre peanas, están las de Santa María Magdalena , en el centro, San Ildefonso , a la izquierda, y San Antonio de Padua , a la derecha.

La imagen de la Magdalena, con el pelo largo, aparece llevando en la mano un tarro de ungüento, en alusión a que fue una de las tres mujeres que acudieron lavar el cuerpo de Cristo en el sepulcro. Podría ser obra del siglo XVIII, aunque está muy repintada y quizás incluso retallada.

San Ildefonso, portando un báculo en la mano izquierda y en la derecha un libro, aparece representado como obispo, con una casulla roja y mitra del mismo color. Talla muy popular, es muy difícil fijar su estilo y cronología.

Y un reciente San Antonio de Padua, de madera sin policromar, está representado de manera tradicional, con el Niño Jesús en los brazos.

Imagen de Santa María Magdalena que preside la ermita.
Santa María Magdalena
Imagen de Santa María Magdalena que preside la ermita.
Imagen de San Ildefonso, representado como obispo.
Santa María Magdalena
Imagen de San Ildefonso, representado como obispo.
Imagen de San Antonio de Padua, de reciente factura.
Santa María Magdalena
Imagen de San Antonio de Padua, de reciente factura.