San Pedro Apóstol (Arta (Ziortza-Bolibar))

El  barrio rural de Arta esconde un tesoro en el interior de su ermita: la triple bóveda de cañón de madera o hiruko zeru.

Cronología: s. XV (hacia 1500)
Estilo: Gótico
Municipio:  Ziortza-Bolibar
Barrio: Arta
Coordenadas: 43.244542, -2.534780

Todas las ermitas
ADVOCACIÓN

Pedro y su hermano Andrés, pescadores de Cafarnaún, fueron los primeros apóstoles reclutados por Jesús. Pedro fue quizás su discípulo más próximo, hasta el extremo de que dijo de él: “sobre esta piedra edificaré mi iglesia”. Tras la muerte de Jesús, Pedro, perseguido por Herodes, se vio obligado a abandonar Jerusalén. La tradición quiere que el llamado “príncipe de los apóstoles” viajó a Roma, donde fue el primer obispo –y por tanto el primer papa–. Pero, encarcelado por Nerón, fue condenado a morir en la cruz en el año 67, si bien pidió que lo crucificaran cabeza abajo, porque por humildad no quería morir de la misma manera que Jesucristo.
Se le suele representar con las llaves, que simbolizan el reino de Dios; el gallo, que recuerda sus negaciones; la cruz, emblema de su martirio; el báculo que se le atribuye como pastor; y el pez, símbolo de la promesa de Jesús de Nazaret de hacerlo “pescador de hombres”.

TRADICIONES Y RITOS

El 29 de junio, festividad de San Pedro Apóstol, se celebra misa cantada y romería por la mañana.
El lunes previo a la Ascensión, que se celebra cuarenta días después del Domingo de Pascua, se acudía hasta aquí en procesión desde la iglesia de Bolibar, se celebraba misa de difuntos y se bendecía agua que se repartía entre los presentes, la cual esparcían en los campos y huertos para lograr una buena cosecha.

EDIFICIO

La ermita, enclavada en una pequeña loma, se encuentra en una bonita barriada de caseríos. Arta ha sido lugar de culto desde, al menos, el siglo XI: en la cabecera de la ermita se conserva una ventana con dos óculos y parteluz, sin duda reaprovechada de aquel antiguo templo. Pero la ermita que hoy podemos visitar fue construida en el siglo XV.

El templo es de planta rectangular, con muros de mampostería enlucida con sillares bien escuadrados en las esquinas y en los huecos. El acceso a la ermita se realiza a través de un arco apuntado, protegido por un pórtico a una sola vertiente que apoya en postes o pies derechos de madera. La ermita tiene una espadaña con una pequeña campana.

Al interior cuenta con un coro elevado con estructura de madera. Su única nave se cubre a dos aguas, pero con triple bóveda de cañón en madera o hiruko zeru en la cabecera. Los zeru, cielo en euskera, son guardapolvos de madera colgados sobre el altar, para proteger la eucaristía durante la consagración.

Esta ventana fue reaprovechada de una anterior ermita de Arta, del siglo XI.
San Pedro Apóstol
Esta ventana fue reaprovechada de una anterior ermita de Arta, del siglo XI.
El acceso a la ermita se realiza a través de un arco apuntado.
San Pedro Apóstol
El acceso a la ermita se realiza a través de un arco apuntado.
La cabecera se cubre con un hiruko zeru de madera, para proteger la eucaristía durante la consagración.
San Pedro Apóstol
La cabecera se cubre con un hiruko zeru de madera, para proteger la eucaristía durante la consagración.
AJUAR

La ermita tiene distintas imágenes de talla popular, que se colocan en el altar los días de celebración –el resto del año están custodiadas en los caseríos del entorno–. Preside la cabecera una imagen de San Pedro, representado como papa, con casulla y tiara papal, la mano derecha en actitud de bendecir y las llaves en la izquierda. Es una talla en madera policromada, de época gótica.

A la derecha, en el lado del Evangelio, se coloca la imagen de la Virgen con el Niño. De madera policromada, está representada a la manera tradicional de las Andra Maris vascas del siglo XIV: el Niño está sentado sobre la pierna izquierda de la Virgen y tiene la mano en alto con los dedos en señal de bendecir. La Virgen se cubre con un manto estrellado y lleva en su mano una manzana, símbolo que identifica a María como la nueva Eva a partir de la que se regenerará la Humanidad.

Al otro lado, la imagen de San Ildefonso podría ser del siglo XVIII, aunque es tan popular que resulta difícil darle cronología. Va vestido como obispo, con casulla y mitra (tocado característico de los obispos) en la que aparece pintada una custodia. Lleva en una mano una vara y, en la otra, un libro cerrado.

Imagen de San Pedro, representado como papa, que se coloca presidiendo el altar
San Pedro Apóstol
Imagen de San Pedro, representado como papa, que se coloca presidiendo el altar
Imagen de la Virgen con el Niño, representada a la manera tradicional de las Andra Maris vascas del siglo XIV
San Pedro Apóstol
Imagen de la Virgen con el Niño, representada a la manera tradicional de las Andra Maris vascas del siglo XIV
Talla popular de San Ildefonso, ataviado de obispo
San Pedro Apóstol
Talla popular de San Ildefonso, ataviado de obispo