San Miguel Arcángel (Usparitza (Muxika))

Esta ermita recoge el testigo de la tradición mágica de San Miguel Arcángel.

Cronología: s. XV (hacia 1500)
Estilo: Gótico
Municipio: Muxika
Barrio: Usparitza
Coordenadas: 43.268991,-2.689757

Todas las ermitas
ADVOCACIÓN

San Miguel es –junto a San Rafael, San Gabriel y San Uriel– uno de los cuatro arcángeles citados en la Biblia. Su nombre significa “¿Quién como Dios?”, en referencia a su cercanía al Señor. Es el comandante en jefe de los ejércitos celestiales y, por tanto, el encargado de enfrentarse a Lucifer después de su rebelión contra Dios. Es representado como un hombre alado y vestido con el uniforme de general romano, venciendo al demonio con una lanza. Éste suele aparecer como un diablo, un dragón o una gran serpiente.

Desde el siglo VI crece su devoción en Europa Occidental, a partir de la leyenda de sus tres apariciones en el monte Gargano en Italia. En Euskal Herria se le atribuye una aparición similar en la sierra de Aralar, y desde el siglo X su devoción fue impulsada por los reyes de Navarra, reino que por entonces englobaba la actual Comunidad Autónoma Vasca. De ahí que se dediquen a este santo muchas de las iglesias y ermitas más antiguas de nuestra tierra.

TRADICIONES Y RITOS

Aunque el patrón de la ermita es San Miguel, 29 de septiembre, la festividad más importante de Usparitza es San Isidro, el 15 de mayo, por ser una de las imágenes de la ermita que tiene más devotos. Ese día es costumbre ofrecer galletas y vino a los romeros. A San Isidro, patrón de los labradores, se le solía invocar también en época de sequía, sacando su imagen en procesión hasta la ermita de Santikurutz en el barrio de Areatza.

Era también costumbre acudir en rogativa a esta ermita los tres días anteriores a la Ascensión, que se celebra cuarenta días después del Domingo de Pascua. El agua que se bendecía ese día se rociaba sobre las huertas, para pedir protección frente a los elementos, las plagas y las malas cosechas.

EDIFICIO

En el barrio de Usparitza, un núcleo rural protegido por el monte Atxeli, se encuentra la ermita de San Miguel, un pequeño templo gótico que se construye con gran sencillez. Sus muros son de mampostería y su tejado a dos aguas tiene estructura de madera. Se accede a la ermita a través de una puerta en arco ligeramente apuntado, abierta a los pies del templo, en cuya clave, o piedra central del arco, hay un círculo tallado. En el intradós, o parte interior del arco de la puerta, un pequeño hueco tallado en la piedra hace las veces de aguabenditera. En la fachada sur tiene otro acceso, también ojival, de grandes dovelas. El interior es muy simple, con muros de piedra vista, adornado con estandartes de los distintos barrios de Muxika en tela que cuelgan de una de las vigas del templo. En la cabecera se abre una hornacina, a modo de credencia o mesa auxiliar, en la que se guarda parte del ajuar litúrgico y en donde se puede leer la inscripción latina “EGO SUM” (“Yo soy”).

La ermita fue restaurada en 1998 por el ayuntamiento de Muxika.

Se accede a la ermita a través de una puerta en arco ligeramente apuntado, en cuya clave hay un círculo tallado.
San Miguel Arcángel
Se accede a la ermita a través de una puerta en arco ligeramente apuntado, en cuya clave hay un círculo tallado.
Un pequeño hueco tallado en el intradós de la puerta principal hace las veces de aguabenditera.
San Miguel Arcángel
Un pequeño hueco tallado en el intradós de la puerta principal hace las veces de aguabenditera.
Un arco ojival de grandes dovelas se abre en la fachada sur.
San Miguel Arcángel
Un arco ojival de grandes dovelas se abre en la fachada sur.
AJUAR

La figura del santo titular, San Miguel Arcángel, se encuentra en el lado de la epístola, a la izquierda según se mira al altar, sobre una peana. Aparece vestido de guerrero y venciendo al demonio. Es pieza de principios del siglo XX.

En el lado del evangelio, a la derecha del altar, hay una imagen de San Isidro labrador, realizada en un taller castellano. Es la que mayor devoción tiene entre los fieles de esta ermita, ya que fue sufragada por la cofradía del barrio de Areatza en 1942.

Flanqueando el retablo central, que es de moderna factura, hay dos tallas tardogóticas de María Magdalena (a la izquierda) y San Lorenzo (a la derecha), muy repintadas. María Magdalena, aparece llevando en su mano un frasco de ungüentos con los que se dirigía a la tumba de Cristo en el momento de la Resurrección. San Lorenzo sostiene una parrilla como símbolo de su martirio.

Imagen de San Miguel Arcángel, santo titular de la ermita
San Miguel Arcángel
Imagen de San Miguel Arcángel, santo titular de la ermita
Imagen de San Isidro labrador; la que mayor devoción tiene entre los fieles
San Miguel Arcángel
Imagen de San Isidro labrador; la que mayor devoción tiene entre los fieles
Retablo central de moderna factura
San Miguel Arcángel
Retablo central de moderna factura
Imagen tardogótica de María Magdalena
San Miguel Arcángel
Imagen tardogótica de María Magdalena
Imagen tardogótica de San Lorenzo
San Miguel Arcángel
Imagen tardogótica de San Lorenzo